Mejora continua de productos y procesos con la metodología Seis Sigma

Seis Sigma como instrumento para mejorar la calidad.

Numerosas   empresas   utilizan   la   metodología   Seis   Sigma   como   metodología obligatoria en sus plantas, un directivo cita tres razones:

  • Seis Sigma se hace imperativo cuando hay que evaluar y mejorar la capacidad de los procesos.
  • Seis Sigma es un medio para reducir la complejidad de diseños de productos y procesos al tiempo que se aumenta su fiabilidad.
  • Seis sigma es una puesta en escena para combatir lo que muchas veces se achaca a la “mala suerte”; esta puesta en escena es válida no solo en el taller sino en cualquier lugar de la organización.

LA VISIÓN DE ALGUNAS EMPRESAS QUE SE DECIDEN POR SIES SIGMA:

  “Nuestra   visión   es   convertirnos   en   fabricantes   de   clase   mundial,   haciendo productos de clase mundial”. Este tipo de fabricante tiene la mejor oportunidad para desarrollar su negocio y sobrevivir, debido a su mayor rentabilidad. Tiene un nivel Seis Siga en todos sus procesos y produce servicios y productos de igual calidad.

Esta  visión puede y  debe  de cuantificarse. Técnicamente,  calidad  Seis  Sigma equivale a un nivel de calidad con menos de 0,000003 defectos por oportunidad ( 3 defectos por millón de oportunidades). Desafortunadamente, no hay una regla, inmediata,  sencilla y fácil para alcanzar tal nivel de calidad. Seis Sigma es una metodología que ayudará a alcanzar tal objetivo.

DOS ASPECTOS SOBRE LOS QUE GIRA LA METODOLOGÍA SEIS SIGMA:

  • El fabricante de calidad es a la vez el fabricante que es capaz de producir a bajo coste. Es menos costoso fabricar bien a la primera que gastar dinero en ajustes y correcciones.
  • La calidad se puede cuantificar, y es más la calidad tiene que cuantificarse. El diagnóstico y el seguimiento de la calidad es un compromiso de calidad a largo plazo. A corto plazo Seis Sigma se sustenta en medidas más que en experiencias, juicios y creencias pasadas. Si no puedes medir no sabes dónde estás, si no sabes dónde estás, estas a merced del azar.

SEIS SIGMA TIENE DOS DINAMIZADORES:

  • El primero es la reducción de los costes ocasionados por la deficiente calidad.

Seis   Sigma   se   orienta   a   resultados   concretos,   beneficios   en   la     cuenta   de resultados, que son beneficios a largo plazo; pero con la  metodología Seis Sigma se enfatizan resultados a corto plazo mientras trabajamos para obtener resultados a largo plazo. Se trata de reducir los costes mejorando la calidad, específicamente luchamos contra las equivocaciones, los fallos, no solo los que se detectan en el banco   de   pruebas,   sino   incluyendo,   por   ejemplo   el   de   aceptar   márgenes demasiado amplios con el consiguiente aumento de coste, defectos que provocan repetición de trabajos, defectos administrativos, trabajos innecesarios etc. Todos los defectos, son por supuesto, trabajos sin valor añadido. Estamos convencidos que actualmente el nivel de defectos oscila  entre el 15 y 20 % de la facturación, esto es una buena indicación del potencial de ahorro que tenemos en nuestras manos.

 

  • El segundo dinamizador es la ruptura de la complacencia. Seis Sigma impulsa hacia una sensación   de   urgencia   y   necesidad   de   situarse   en   los   niveles   de estándar   mundial.  Seis  Sigma  es  un  instrumento  esencial  para  crear  tal concienciación, con el propósito último de mejorar la rentabilidad y competitividad.

 

LAS DOS PIEDRAS ANGULARES DE SEIS SIGMA:

  • Metodología sistemática.

Seis Sigma es una metodología sistemática de reducir costes de forma proactiva, concentrándose en la mejora de los procesos más que reaccionando corrigiendo fallos   una   vez   ocurridos.   Seis   Sigma   se   basa   en   mediciones   más   que   en experiencias pasadas, por ello es una metodología aplicable a un amplio campo de   actividades   empresariales.

Conceptualmente     Seis   Sigma   exige   que   cada problema se resuelva a partir de una relación de la forma:

Y=f(x,y,…z); donde   Y  es  la  variable  dependiente  ; x,y,..z:  variables independientes.

Seis Sigma aporta las enseñanzas para encontrar dicha ecuación.

Cualquier trabajo de  mejora de calidad requiere actuaciones  sistemáticas y la ayuda de la estadística, sean a largo o a corto plazo.

  • “Black Belts”

Son los agentes de cambio, entrenados en el uso de métodos estadísticos. Hay quien los llaman “comandos infiltrados” , están bien entrenados y se les asignan objetivos ambiciosos.

Estos agentes de cambio conocen bien la propia organización, los productos y las personas y se les enseña la metodología Seis Sigma.

LO QUE ES SEIS SIGMA EN POCAS PALABRAS:

Basado en la utilización de la estadística tal y como han establecido numerosos gurus de la gestión empresrial. Basado en los conceptos de Shewhart, Deming, Juran y Taguchi y desarrollado por Mikel Harry.

A corto plazo aporta soluciones rápidas a problemas sencillos o repetitivos; a largo plazo aporta una metodología de diagnóstico, diseño robusto, establecimientos de tolerancias, al  tiempo que  aporta un  medio  sencillo de  comunicación y establecimiento de metas.

Aporta herramientas de mejora: diseño de experimentos, análisis de regresión, tolerancias, diseño robusto y otros métodos sistemáticos para reducir la varianza. No menos importante es la estructura organizativa que utiliza Seis Sigma con los Black Belt, empleados especialmente entrenados para mover a la organización a la consecución de los objetivos marcados.

El   proceso   iterativo   de   estos   agentes   de   cambio   se   representa   mediante   el esquema:

esquema

UN BREVE RESUMEN ACERCA DE CÓMO SE IMPLEMENTA:

El   objetivo   global   es   a   largo   plazo,   pero   en   las   organizaciones   nos   vemos obligados a presentar resultados a corto plazo también, mientras trabajamos en el largo plazo; Seis Sigma permite cumplir simultáneamente con ambos objetivos a la vez.

Mejora de procesos:

Medir es necesario pero no suficiente, a la larga, para estimular a las personas a que realicen cambios. El análisis de los defectos  por millón y de sus correspondientes valores sigma dará una orientación acerca de cuáles son los procesos que tienen mayores potenciales de mejora; una vez hemos detectado donde     están   los   potenciales   de   mejora   hemos   de   poner   en   práctica   los instrumentos y capacidades para mejorar estos procesos.

Mejora de productos:

Seis Sigma permite establecer una sistemática de mejora continua de productos; pero con Seis Sigma podemos ir mucho más allá, pues es un   apoyo excelente para el diseño robusto de productos y para una dinámica   de simplificación de productos. Los ingenieros de diseño para desarrollar sus productos robustos y simplificados necesitan conocer la capacidad de los procesos, con ello pueden reducir  los costes  de  fabricación al  tiempo que diseñan  productos  con menor variabilidad en su proceso de fabricación.

Una sistemática para la resolución de problemas:

Cuando se presenta un problema en un proceso, lo normal es que en primer lugar acudamos   a   nuestra   experiencia   pasada   para   encontrar   soluciones   o   buscar causas, luego acudimos a procedimientos de análisis tipo Ishikawa, Pareto, etc. Estos métodos no siempre nos llevan a soluciones óptimas.

Seis   Sigma   nos   aporta   una   sistemática   más   precisa   y   concluyente   con   la aplicación  del diseño de  experimentos,  la utilización adecuada  del análisis  de regresión, SPC y otros muchos métodos estadísticos. La sistemática de medida y resolución de problemas utilizando probadas técnicas estadísticas junto con una adecuada organización y entrenamiento de las personas es lo que en conjunto garantizan los éxitos de Seis sigma.

 

PARTICIPACIÓN ACTIVA DE LA DIRECCIÓN Y LOS CLIENTES:

Mucho se ha dicho acerca de la importancia del papel de la dirección en cualquier actividad de una empresa, esto es tan evidente que no haría falta decirlo; pero muchas  iniciativas  de  mejoras, lentas o rápidas, a  largo  plazo  o a  corto,  con muchos   recursos   o   pocos,…   han   fracasado   por   falta   de   ..   no   se   que   de   la dirección. Cuando acudimos a reuniones de calidad siempre se cita la importancia de la participación de la dirección…. Seis Sigma facilita esta comunicación con la dirección ya que enseña a cuantificar los costes y beneficios de las iniciativas de mejora.

También es importante informar al cliente de nuestras iniciativas o al menos de explotar las ventajas adquiridas, obteniendo la evaluación por parte del cliente de los resultados.

 

FORMACIÓN Y ENTRENAMIENTO:

No cabe duda que un aspecto imprescindible de una iniciativa como Seis Sigma se sustenta en una formación adecuada de todas las personas que intervienen en el proceso.

Una empresa que ha decidido incorporar en sus procesos de desarrollo el Seis Sigma   debe   de   tener   adecuadamente   informados   a   todos   sus   empleados   y aportarles la formación necesaria en función de su nivel de participación. En el cuadro adjunto se resume el tipo de formación que se imparte en una empresa grande y a quien.

tablasigtablasig2

MEDICIÓN DE LA CALIDAD:

La calidad es cuantificable y debe de cuantificarse. Para cuantificar la calidad hay que expresar la calidad en números. Cuantificar la calidad en números y llevar a cabo acciones concretas para su mejora nos asegura que la calidad mejorará.

Esto es válido para la calidad de productos fabricados como para la calidad de los procesos empresariales de cualquier tipo. Para la mejora continua de los diseños es imprescindible que los ingenieros de diseño conozcan de forma continua cómo evoluciona la calidad del producto diseñado.

Empresas que adoptan la sistemática Seis Sigma obligan que en sus procesos de fabricación si midan un mínimo de parámetros para determinar con ellos el valor sigma de la planta. Cuando en una planta se tiene establecida un sistema de medida Seis Sigma, se obtienen el Valor Sigma de toda la planta, de cada uno de los procesos principales, de los productos individuales, de los proveedores mas representativos, de las distintas secciones de la planta, etc. Y todos estos valores se pueden determinar para cada uno de los intervalos de tiempo que se desee.

No cabe duda que esta información es valiosísima para seleccionar las iniciativas prioritarias de mejora. Incluso nos puede avanzar información acerca de posibles fallos futuros.

 

ESTABLECIMIENTO DE OBJETIVOS:

 Objetivos difíciles pero alcanzables son los que mejores resultados dan. No se debe esperar que en un año podamos pasar de un nivel de calidad de 3 a 4 Valor Sigma

Algunos procesos si que deberán mejorar en este orden de magnitud, pero el valor global tardará probablemente más tiempo en alcanzarse.

 

RESULTADOS TANGIBLES:

Aceptación de algunos viejos principios:

Seis sigma se nutre de probados principios de calidad como es: costes de no calidad   de   Juran,   la   metodología   de   Deming   de   “medir,   analizar,     mejorar   y controlar”, el diseño robusto de Taguchi, SPC, diseño de experimentos, análisis de regresión etc..

Todas estas metodología amparadas por una sistemática de medir y presentar los valores de medida, la infraestructura de los Black Belt y no menos importante el entusiasmo necesario es lo que ha permitido cosechar resultados con Seis Sigma.

Medición Seis Sigma:

INTRODUCCIÓN:

La calidad es cuantificable, y debe de cuantificarse. Para medir la calidad hay que expresar la calidad en cifras y actuar en función de los valores medidos, estos dos principios  tan simples  dan lugar a una  metodología  de  mejora continua de la calidad.

Esto es cierto para la fabricación de productos, para la prestación de servicios y para el diseño de nuevos productos.

Para  establecer una sistemática Seis Sigma  es necesario que se  establezcan unos ciertos parámetros de medida cuyo conjunto aportará el valor sigma de los procesos, productos, proveedores, talleres, departamentos etc. Es de gran utilidad expresar estos valores en una gráfica en función del tiempo.

A continuación se detallará como se calculan los valores sigma a partir de las medidas de defectos por millón. Antes de iniciar la sistemática de medida debe de informarse a todos los empleados de la sistemática y los planes y metas. Esto es especialmente importante para los dueños de procesos.

 

COMO CUANTIFICAMOS LA CALIDAD EN CIFRAS:

Cada uno de los parámetros que vayamos a medir puede implicar una o varias oportunidades, por ello expresamos los defectos por millón de oportunidades de la forma:

Dpmo =[Σdefectos/Σoportunidades] x 1.000.000

Defecto en el sentido amplio de probabilidad de defecto.

Cuando se contabilizan varios dpmo de puede calcular un dpmo global   y este dpmo se puede convertir en valor sigma

UN POCO DE ESTADÍSTICA BÁSICA ANTES DE EMPEZAR:

La mayoría de los procesos productivos siguen una distribución normal, con una distribución de frecuencias siguiendo la campana de Gauss y con una probabilidad de   que   algunos   valores   queden   fuera   de   los   límites   superior   e   inferior;   esta probabilidad es lo que entendemos por “probabilidad de defecto”

 Nuestro proceso será tanto más fiable cuanto más centrada respecto a los límites y   cuanto   más   estrecha   y   alta   sea   la   campana.   Una   campana   achatada   y descentrada   es   consecuencia   de   grandes   probabilidades   defectos.   De   forma gráfica el área de la campana de Gauss que queda fuera de la zona marcada por los límites superior e inferior es precisamente la probabilidad de defecto.

En las tablas de distribución Normal encontraremos precisamente una relación entre esta área y la distancia Z definida como:

Z=(x-X)/ σ

Siendo Z el “valor sigma”; X la media y σ la desviación típica.

La relación entre la “probabilidad de defecto” (área de la curva de Gauss que queda fuera  de uno de los límites superior o inferior) y Z (distancia desde el valor medio a este límite) para una

Distribución Normal se encuentra en las tablas correspondientes.

campana1

Es frecuente se den dos límites en las especificaciones LS y LI, por tanto hemos de considerar ambas áreas que quedan fuera de la curva.  La probabilidad total de defecto será la suma de la probabilidad de exceder el límite superior más la de exceder el límite inferior. En este caso, para el cálculo del valor Z se suman ambas probabilidades.

El   numero   Z   es   lo   que   en   Six   Sigma   denominamos   “valor   sigma”   cuando únicamente tenemos un límite superior, como es el caso de la figura. Cuando existe un límite superior y otro inferior, calculamos un número sigma equivalente sumando las probabilidades   de   defecto   de   ambos   extremos   y con este  valor buscamos el valor Z.

 

campana2

Hay que distinguir entre probabilidad de defecto y valor sigma “a corto” y a “largo”.

El valor sigma a corto es igual al sigma a largo mas “sigma shift”.

El valor “sigma shift”, por convenio, que se toma a falta de otro dato:

“sigma shift”=1.5

Por convenio cuando se habla de probabilidades de defecto se habla a largo plazo y cuando se habla de valor sigma se habla de corto plazo.

Cuando hablamos del corto plazo únicamente influyen fenómenos aleatorios. Cuando hablamos a largo plazo intervienen fenómenos aleatorios y perturbaciones (en telecomunicaciones se habla de ruido y señal).

En Six Sigma lo que en primer lugar nos interesa eliminar es el ruido, la señal es más controlable, pero no se debe de tocar sin antes lograr controlar el ruido.

QUE DEBEMOS DE MEDIR:

La respuesta nos lo dará la experiencia y el conocimiento del proceso específico que estamos estudiando.

Algunas reglas generales para seleccionar las variables de medida que se deben de medir:

  • Variables importantes para el negocio (características del producto, contenido de mano de obra y materiales incluyendo chatarra y tiempo de ciclo…).
  • Aquello que es rentable mejorar y aquellas variables que deseas modificar con los programas de mejora.
  • Aquellas variables que tienen que garantizar que los programas en marcha den resultados.
  • Las necesarias para garantizar que las mejoras son duraderas.